Voy a trabajar con españoles, ¿qué hago?

 

Trabajas o vas a trabajar con hablantes de español, ¡perfecto! Eso te ayudará a mejorar, pero tienes un pequeño (o quizás grande) problema y es que te cuesta entenderlos, sientes que no puedes con el idioma y que todo tu estudio se ha ido a la basura. Tranquilo, es lo más normal del mundo.


trabajarHoy queremos ayudarte a que te sientas mejor en esta situación que sin duda puede frustrar.

1. Tranquilo, ser fluido no es ser rápido

No confundas la rapidez con la fluidez. Puedes ser fluido si controlas las pausas y la claridad de lo que quieres decir. Sé formal, habla a tu ritmo y demuestra que puedes expresarte. Las prisas no son buenas y es mejor ser “lento” y correcto, que hablar sin sentido porque quieres comunicarte como el resto de tus compañeros.
Estoy de acuerdo en que piensas que los españoles hablamos rápido y tienes razón, pero comprende que estás estudiando la lengua y que tu idioma seguramente tenga otro ritmo.

La mayoría de españoles, aunque no lo creas, tenemos paciencia y entendemos que eres extranjero. Nos encanta que aprendas nuestra lengua y por eso seremos más educados contigo.

Tranquilo, Roma no se construyó en un día.

2. Sé claro y directo.

No te obsesiones por querer hablar mucho si para ti la gramática todavía no es tu mejor amiga. Haz frases sencillas con el vocabulario que sabes, aunque no sea el más adecuado, ya irás aprendiendo más con el paso del tiempo. Usa palabras fáciles de pronunciar, claras, directas y que no produzcan confusión.
Sujeto + verbo + complementos. No necesitas más estructuras complejas al principio.

3. Las expresiones coloquiales están bien, pero…

No abuses. Úsalas cuando tengas muy clara la situación, ¿por qué? Porque son una parte difícil de cualquier idioma y suele dar lugar a malos entendidos y situaciones un poco confusas.
Como hemos dicho antes, es mejor que seas directo y claro.

4. Preguntatrabajar

Sí, no pasa nada si necesitas preguntar a tus compañeros o pedir que te repitan el mensaje. No sientas vergüenza, no nos importa repetir las cosas y es mejor hacer tus tareas bien que mal, ¿verdad?. Es más, seguro que te lo dirán más de una vez. Somos así de insistentes.

Del mismo modo, comprueba que te han comprendido. Una conversación es de dos direcciones, si la otra persona no te ha entendido quizás no quiera decírtelo por no preocuparte, pero no es recomendable llegar a esta situación. Intenta repetir tu mensaje de otra forma buscando su confirmación.

5. Relax, cada cultura es diferente

No solo es el idioma lo que te pone nervioso, también el comportamiento de los españoles. Como cada nacionalidad, tenemos cosas positivas y negativas cuando trabajamos, pero no va a ser de gran ayuda que intentes comportarte como lo harías en tu país. Relájate y comprende la forma de trabajar de tu equipo. Puedes proponer, pero nunca creas tener la verdad absoluta. Paciencia.

6. Adáptate al medio. Sé un camaleón

Sí, eres como una especie nueva entre tanto español. Observa muy bien qué frases suelen decir cuando llegan y se van del trabajo, toma algo después y no pienses que serás alcohólico. Es algo normal salir un rato antes de llegar a casa porque para nosotros socializar es un aspecto muy importante. No queremos sentir que la vida es trabajar y dormir. Ve, toma algo, habla de ti, de la película o serie de moda e interrumpe la conversación porque no van a permitirte (involuntariamente) hablar tan fácilmente.

Esto incluye la ropa. La mayoría de nosotros no vestimos muy formales para ir a trabajar (depende, claro). Vamos a pasar muchas horas y queremos ir cómodos. ¿Por qué llevar tacones o corbata sin necesidad? Pregunta si puedes ir más informal.

7. Sigue estudiando español

Vale, ya has encontrado trabajo, ¿para qué continuar estudiando? Bueno, si tu plan es vivir un largo tiempo en España, no dejes de estudiar. Todos estos consejos son buenos para empezar, pero seguramente querrás mejorar e intentar usar expresiones coloquiales, entender las conversaciones cómicas de tus compañeros, evitar situaciones confusas, mejorar la fluidez y la corrección, ¿verdad? Además, nosotros valoramos muy bien que hables español, pero si después de mucho tiempo no has mejorado, puede que empecemos a pensar un poco mal.

Tu trabajo es una buena fuente de aprendizaje, pero poner un poco de orden y guía en tu estudio te ayudará a mejorar más rápidamente.
Ve a intercambios, escucha la radio, ve películas, haz un curso de español una o varias veces a la semana y deja que tu profesor te ayude a mejorar.
Si no encuentras una escuela física de español o no quieres perder tiempo en desplazarte, existen cursos online con profesores cualificados. En Bilinguas nos dedicamos a enseñar no solo nuestra lengua, sino también la cultura para evitar que tengas situaciones incómodas. Escríbenos y empieza ya tu curso.

Aprende español si de verdad quieres hacerlo.

 

¿Qué te preocupa de trabajar con españoles? ¿Qué situaciones incómodas has vivido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »